domingo, diciembre 31, 2017

Tabarnia contra Cataluña



Mientras el total de España ha recibido 77,8 millones de turistas en los primeros once meses de 2017, el turismo en Cataluña se ha desplomado. Todos sabemos qué ha ocurrido: la presión separatista ha expulsado empresas y turistas y se avecinan unos meses muy crudos para todos los catalanes.
Quizás por esto han inventado una plataforma que quiere separar Tarragona y Barcelona del resto de Cataluña (Gerona y Lérida). La han llamado Tabarnia y ha nacido con vocación satírica y paródica, pero esconde una realidad que está inquietando a los independentistas: Tabarnia agrupa las principales ciudades con mayor renta, más cultura y más afinidad con el resto de España. Y como tal, son los que subvencionan al resto de Cataluña, la Cataluña profunda más salvaje, rústica y catalanista. Poca broma con los datos comparativos, que están difundiendo con profusión en artículos de prensa, radio, televisión y redes sociales.
El fenómeno es ya de tal envergadura que tiene muy preocupados a los golpistas, que se ven burlados, porque los tabarneses usan exactamente los mismos argumentos que los separatistas usan para segregarse de España. Una fuerte dosis de su propia medicina. Tabarnia ha usado el mismo mecanismo que Canadá usó en la Ley de Claridad contra los separatistas de Quebec. Si España puede dividirse, también ha de poder dividirse la comarca separada. Y en Cataluña saben que Arán quiere seguir siendo español. Tabarnia también. Es un torpedo en la línea de flotación del disparatado proyecto nacionalista. Desde entonces se acabó el problema separatista de Quebec, como se acabará el de Cataluña, aunque la estela de destrucción todavía dañará en profundidad el nivel de vida catalán.
Ha nacido como una broma para dar una lección muy seria a los delincuentes de guante blanco. Ocurrió en 2003 algo parecido en Álava: amenazó con segregarse de Vascongadas si seguían adelante con la independencia, lo cual hubiera sido factible y legal. La Constitución permite las Autonomías uniprovinciales (Cantabria, Rioja, Madrid).
Tarde descubrirán los separatistas que jugar con fuego puede ser peligroso.

sábado, diciembre 30, 2017

Ibiza borrada del mapa


En estas tiendas antes vivía gente que hacía su vida animadamente en las calles. Ahora solo queda la algarabía en verano y el silencio y abandono en invierno.

Leo voces sensatas que se duelen por la desaparición en cascada de numerosos establecimientos comerciales tradicionales. Los mismos que han dado color, vida y personalidad a las calles de Ibiza, es decir a la ciudad entera.
Nuestra querida amiga Pilar ya no nos atenderá con sus deliciosas empanadas y repostería de Can Vadell, ni Manel y Pepita desde su tienda de ropa de Can Domingo. Las han precedido en el cierre deliciosas tiendas y “casas de comidas” que han ido abandonando para dejar espacio a estas tiendas que nacieron a rebufo del movimiento hippy y la explosión de moda subsiguiente.
La ciudad jamás había lucido tanto colorido como ahora en sus llamativas puertas pintadas y con sus modelos expuestos en plena calle, pero hay tantas y acaban por ser todas tan parecidas que, curiosamente, Ibiza ha perdido su impronta centenaria, su carácter de puerto de mar acogedor y vitalista de los años 60 y 70.
Toda esta ciudad maravillosa que ilustró cientos de publicaciones en todo el mundo ha sido borrada del mapa urbano en un proceso de sustitución implacable donde no cabe la nostalgia. Y es lo que cultivamos, entre atónitos y quejumbrosos en estas páginas de Facebook donde aportamos fotos de la Ibiza y la Formentera antiguas. Una orgía de nostalgia inútil.
Lo útil hubiera sido estar vigilantes para que nos nos levantaran una ciudad tan densa, incómoda y aparatosa que ha sustituido a la Vila de siempre, pensada para los transeúntes y los carros tirados por mulas.
«Y tú no añoras Ibiza?» me preguntan. Claro. Se añora lo que se ha perdido. Hemos perdido Ibiza, yo, usted y todos. Ya no existe. Ahora es una gran tienda-discoteca para cazar turistas. 

miércoles, diciembre 27, 2017

Los locuras de Clifford Irving

Edith y Clifford en su casa de Ibiza con sus dos hijos, años 70

Una vez me dijo Edith Sommer, ex esposa de Clifford Irving, que para entender el espíritu de su historia y los matices de sus escándalos internacionales, había que conocer el ambiente de aquella época de Ibiza, un ambiente de locuras simpáticas, por decirlo de alguna manera, pero que analizadas fríamente eran auténticos disparates que pondrían los pelos de punta a cualquier persona sensata. Disparates y delitos graves.
Mientras estuvo casado con la pintora suiza Edith, Clifford escribió muchos artículos y encontró un filón que le pondría en el mapa internacional de los editores: la biografía del falsificador húngaro apátrida Elmyr de Hory Boutin. Aquella edición enardeció aún más al cómplice homosexual Fernand Legros, quizás el mayor enemigo de Elmyr y el causante de su suicidio al solicitar la extradición a Francia.
El asunto tomó alcance y morbo. Tanto que Legros publicó sus memorias y más tarde lo haría el tercero en discordia, Real Lessard, que ahora vive en Marruecos.
En este contexto también se movía Clifford. Una de sus locuras más inocentes, tratando con el antropólogo Desmond Morris era traerse un elefante de la India a Ibiza. Pero los chascarrillos se multiplicaban y se contaban en las terrazas soleadas del Montesol.
Y ahí pensó el escritor que era el momento de aprovechar un manuscrito que había llegado de forma oscura a sus manos: la vida del excéntrico multimillonario Howard Hughes. Fue su perdición y su consagración. Ahora ha fallecido a los 87 años.

domingo, diciembre 24, 2017

Nos quedan los jueces


Los ciudadanos a menudo tenemos la percepción de que los tribunales en distintas instancias son lentos e ineficaces. Si esto es así, digamos enseguida que es una percepción equivocada, pues no solo existen sino que además ejercen sin contemplaciones. Los primeros en enterarse son nuestros políticos, en especial los del Pacto, que parecen haber enloquecido y han emprendido una cruzada contra reloj para cambiar leyes básicas. 
¿Por qué ocurre esto? En Cataluña ya tenemos la obvia respuesta en su golpe: quieren un Estado propio, para lo cual necesitan debilitar el existente en común con todos los españoles. En Baleares hay una minoría de perdedores que se ha ido amazacotando, formando un grumo tóxico que sigue casi el pie de la letra las mismas fechorías que antes ha llevado a cabo Cataluña. Grupos minoritarios, da igual cual pueda ser su ideología, con tal de usurpar el poder a los ganadores en las urnas.
Vale la pena divulgarlo, ahora que vamos a entrar en un nuevo año que será muy duro si tenemos que seguir defendiendo los derechos de todos los ciudadanos. De todos, lo remarco, no solo los de alguna secta antisistema, separatista o filoterrorista.
En apenas unos minutos he encontrado algunos casos más sonados, en los que los jueces han puesto en sus sitio a políticos y alborotadores de la agitación y propaganda. Un caso tumultuoso fue el del africano Alpha Pam, que falleció por tuberculosis al no presentarse el mismo a las consultas. Quedó demostrada la inocencia del sistema sanitario.
El último caso nos llega en sentencia cautelar desde el TSJB: Francina Armengol no es quien para prohibir las corridas de toros en Baleares. Otra del TC: el Govern no puede obligar al uso de una lengua determinada a los particulares. Los comercios pueden atender en español o ibicenco. La Administración tiene la obligación de contestar en español si se le requiere (o en catalán).
El TSJB ha anulado la devolución de las tarjetas sanitarias a los sin papeles.
Gracias, señores jueces. Tarjeta roja a estos políticos.

sábado, diciembre 23, 2017

La inmersión es nefasta

Una forma muy grosera de controlar a los padres... y a los hijos. Es el totalitarismo catalanista
La inmersión es nefasta en una sociedad plurilingüe como la ibicenca. De hecho, el ibicenco lo hablamos un inmensa minoría entre nosotros en circuito cerrado. Nos gusta mucho y lo disfrutamos una barbaridad, pero fuera de este placer solitario apenas tiene otra funcionalidad. Por ello debe enseñarse en las escuelas, pero en las modalidades insulares.
Pero se da la casualidad de que tenemos un idioma oficial que nos sirve para toda España y además se habla en casi todo el mundo, al menos en 600 millones de hablantes. Pues bien, por obra y gracia del Pacto antisistema y separatista, no se puede usar como lengua vehicular en las escuelas pitiusas ni en Baleares. La aberración es de tal dimensión que explicarle a un alemán que no se puede estudiar en español en España puede llevarte más de una hora de charla. Bueno, si usas el atajo de la ingeniería social pretendida por el Pacto, tan parecido en muchos aspectos a la que emprendió el nazismo en Alemania, quizás entienda algo.
En resumen, el diabólico proceso independentista parece más encaminado a deshacerse de España que a hacer Cataluña y es lógico si entendemos que Cataluña jamás será una nación si antes no consigue demoler la nación española. No deja de ser un suicidio, porque más de un 70% de catalanes se considera español a la par que catalán. De ahí el aire enfermizo del catalanismo, al que muchos autores definen con nombres psiquiátricos. Boadella habla de paranoia, otros de neurosis obsesiva o abducción.
El problema es que los infiltrados catalanistas en Valencia y Baleares aplican en sus respectivos territorios la intrusa estrategia destructiva de Cataluña. Con lo fácil que sería llevarse bien: español y catalán. Bilingüismo.

miércoles, diciembre 20, 2017

El pésimo nivel de la educación en Ibiza

No me extraña que cunda el desánimo en el mundo de la educaciónpitiusa. Batimos todos los récords, pero en negativo: a la menor oportunidad los niños salen por piernas de las aulas y abandonan los estudios. Una mayoría de alumnos no encuentran aliciente en la enseñanza y muchos otros no entienden unas explicaciones en limosín. Lejos de ser un elemento cohesionador -como explican como cotorras algunos responsables- es un motivo de abstención, abandono y fracaso escolar.
En las evaluaciones PISA tampoco queda bien Ibiza. De las últimas de España. Lo peor entre los peores. Lejos de alarmarse y tomar medidas, algunos profesores parecen muy decididos a seguir con sus maniobras de adoctrinamiento, mientras los alumnos ibicencos reciben lecciones en una especie de lengua estándard importada de Barcelona.
Este problema, recreado artificialmente por la ideología del tercer Pacto de Perdedores estaba resuelto, pero crearon tal atmósfera de presión, agresión y huelgas indefinidas que no llegó a cuajar. Un proyecto de enseñanza en tres idiomas; español, inglés y catalán. El inglés se introduciría progresivamente, pero no lo permitieron los sindicatos ni la asamblea de docentes, que dedicaron sus energías a recaudar dinero -con gran éxito- y a agitar la calle y los despachos, en vez de dedicarse a la enseñanza. Cuando volvió a ganar el Pacto antisistema se calmó todo: milagro. Ha llegado la normalización, decían, es decir la inmersión que se está cargando el futuro de los niños baleares.
Ninguna autoridad en pedagogía niega que la educación en lengua materna es esencial para el aprendizaje. De ahí la importancia del bilingüismo en las aulas. Habrá que normalizar la educación cuanto antes, porque lo normal es el bilingüismo.

domingo, diciembre 17, 2017

Antonio Pomar, gran pintor del mar

Grande entre los grandes, Antonio Pomar nos ha dejado a los 90 años, lo cual tiene su mérito después de haber superado un cáncer de laringe.
Su presencia, silenciosa pero vitalista, ha sido constante en la Ibiza discreta de los últimas décadas, tanto por sus enseñanzas como profesor en la escuela de Artes y Oficios, cuanto por sus habituales exposiciones en cada otoño..
En realidad podría haber presentado cinco muestras anuales o más, tal era su facilidad para el dibujo y su hambre de paisaje al natural. Podría haberlo hecho desde su estudio, pues tenía Ibiza quintaesenciada en su cabeza y en su corazón. Conocía las distintas tonalidades de la bahía y de nuestras costas, según la hora, la estación o el estado del clima. Desde muy joven había bebido en la fuente de Sorolla, en sus estudios de Valencia y conocía no pocos secretos del maestro. Pintar el mar es difícil si se pretende reflejar como un ente vivo y dinámico en continuo movimiento. Pomar lo sabía y llevaba años de práctica.
Casi dominando la Ibiza atmosférica, como aquellos maestros de taller renacentistas, podía incorporar a sus composiciones la figura del hombre, la presencia humana, como medida de todas las cosas, casi siempre niños y mujeres ataviadas con telas amplias que ondulaban al viento, dejando transparentar la figura femenina casi con medidas picassianas. Raramente buscaban el desnudo con la tersura de la piel desprovista. Le interesaba más el volumen y la sugerencia y ello se ve claramente en las pinturas al óleo donde usa sabiamente las texturas.
Incluso en alguna época profundizó en estas sugestivas formas con el desnudo femenino velado y es cuando Pomar nos regala una exuberancia de paleta impresionante. Hay una serie de figuras en tonos azules turquesa, donde la composición toma la dominancia en azul, pero incluye una gran variedad de grados y matices.
Pomar destacó en la Ibiza internacional durante más de medio siglo. Sin prescindir de sus raíces españolas incorporó otras innovaciones interesantes y muy fecundas.

sábado, diciembre 16, 2017

Antonio Pomar y Elías Torres, dos elefantes

JA Martínez Lapeña y Elías Torres

Por suerte, la actualidad nos rescata de la farragosa presencia de los políticos y más ahora, en que estamos a unos días de las elecciones catalanas. Espero que los catalanes serios se decidan a salir de la madriguera y depositen su voto, para no dejar en manos de los exaltados el futuro de estos 7 millones de españoles, que están viviendo en directo el deterioro al que conduciría el nacionalismo a la región más próspera de España.
Ha fallecido el pintor Antonio Pomar, el mejor cronista de nuestros paisajes y durante varias décadas. Formado en la escuela valenciana, supo captar como nadie la atmósfera bañada por el sol. El inigualable Joaquín Sorolla fue uno de sus referentes, pero no el único. El mismo Sorolla que a principios de siglo aprendió de Ibiza que también existen las tierras rojas, oxidadas y pasionales como las que pintaba Narciso Puget Viñas; o que existían unos acantilados que ofrecían curiosos picados sobre las aguas turquesas de nuestro mar. Antonio Pomar fue el gran pintor de nuestro mar. Nadie como el ha sabido reflejarlo con su flexibilidad y perspicacia, por mucho que lo han intentado.
Y acabo con una gran noticia para los arquitectos de Ibiza: El fenicio Elías Torres ha sido premiado con el Nacional de Arquitectura. Es un galardón importante para un autor que desde joven dejó su impronta y su personalidad, en una obra ya prolongada junto a JA Martínez Lapeña. Una obra en su conjunto, dispersa por distintos sitios del planeta y que ha recibido muchos premios.
Se hace difícil seguir su trayectoria, por lo amplia y documentada en numerosas publicaciones. Además es autor de una útil guía sobre arquitectura de Ibiza.

miércoles, diciembre 13, 2017

Médicos a la fuga o cuando un amigo se va

El catalán como requisito está dejando los hospitales de Ibiza sin médicos
Cada vez que la prensa publica una entrevista con algún médico que se jubila suelo leerla con mucho agrado. Se aprende mucho de quien ha pasado toda una vida batallando por adecuarse a la realidad y pugnando por cambiarla en la media humana de lo posible. Además, pasados los sesenta años se puede prescindir de muchas trabas que normalmente coartan la expresión. Se pierden las manías y las puñetas, y si no se pierden, se ha aprendido a controlarlas. En estas condiciones es más fácil hacer pedagogía y opinar para ayudar a quienes van a sustituirnos (y ya hablo en plural).
Al mismo tiempo me invade una sensación de difusa melancolía, porque es gente de mi generación y porque han aportado mucho al bienestar de mucha gente. Y se jubilan. No es solo la tristeza del amigo que se va, sino la plena seguridad de que perdemos a miembros de la sociedad que están en plenitud de facultades y en un momento insuperable de experiencia que en algunos momentos puede suplir el cansancio o el desánimo (síndrome del profesional quemado).
Ya me pasó cuando se jubiló mi querido oftalmólogo Román Casanovas, o Ginés, o Roselló, Truyeta y tantos otros de una generación que puso la sanidad pitiusa en el siglo XX y ahora en el siglo XXI. Ellos y muchos más. Ahora leo la entrevista casi de despedida de Paz Merino, que cuenta sus desvelos por organizar una UCI y me vuelve a entrar este desasosiego. Cuando están en lo mejor de su vida, con una experiencia contrastada, se desmovilizan y pasan el instrumental a gente que toma el relevo. Gratitud eterna. La Jayim.

domingo, diciembre 10, 2017

British con reloj


Vivimos tiempos apasionantes, excepto en Ibiza donde nos seguimos peleando por los mismos temas de siempre, con el mismo enfoque y casi los mismos protagonistas.
Que se siga hablando del urbanismo de la playa den Bossa (y del resto de la isla) o de los horarios de las discotecas ya nos indica donde se generan los euros.
Al tema de los horarios no habría que darle más vueltas. Ponerse de acuerdo entre los dos grandes partidos y no tocarlo más, si funciona el acuerdo. No conozco ningún lugar del mundo, por caótico sea, que no se rija por unos horarios. Desde Einstein sabemos que el espacio y el tiempo están relacionados de una manera matemática. Tampoco entiendo que una restricción de horarios acabe con el turismo. Mucho menos que en una villa turística se cierren las terrazas a las once de la noche, cuando a las diez es de día y es precisamente cuando el aire refresca un poco. No sé.
Si las cosas transcurren como hasta ahora, el turismo inglés no se acabará, mas al contrario, es probable que aumente, porque el valor de la libra sigue aumentando. Está en máximos. Con las mismas libras de siempre podrán comprarse más gas de la risa, más cervezas y tirarse de los balcones con los bolsillos llenos.
Uno de los que más sabe de turismo y de urbanismo es Pepe Sala. Y tiene razón que si acabáramos (expresado en subjuntivo) con el turismo británico lo pagaríamos muy caro. Es cuantitativamente el más importante de San Antonio Abad, aunque cualitativamente es un desastre descamisado que ha ocasionado la pérdida de un turismo de mejor talante y presencia.
Hasta aquí sabemos que los locales de ocio se han adaptado al tipo de turismo joven y atrabiliario y no al revés. Tranquilos, pues: en los próximos meses se nos irán dando avances de la óptima venta en el Reino Unido y la invasión del narco-turismo volverá a llenar las calles del pueblo. Entonces ¿por qué invertir tantos millones para un embellecimiento del litoral? No tiene sentido.

sábado, diciembre 09, 2017

Un verano sin médicos


Dirigir la sanidad pitiusa, por lo que yo sé desde fuera, es complicado. Porque lo es Ibiza y lo es Formentera. Somos singularidades que plantean retos imprevisibles sin apenas intérvalo de tiempo para solucionarlos. Dirigir un complejo hotelero es bastante más sencillo, por muchos interrogantes que presente.
Pero en la salud de los residentes, los nativos y los turistas existen muchas variables cuyo control escapa al mejor organizador.
Quiero decir, que tenemos problemas. Muchos problemas y no solo en las urgencias, que dan ejemplo año tras año, de ingenio, sacrificio y vocación, ante la avalancha de locura inducida por las drogas. Da igual que sea alcohol, cocaína, éxtasis o una mezcla de varias. Alteran la conducta de manera incontrolable y lo hacen en forma individual y en agrupaciones más o menos exageradas. El día a día nos muestra que las fuerzas de seguridad y sanitarias están desbordadas.
Con este panorama, ya solo nos falta facilitar la actuación a políticos de adoctrinado pelaje y que tomen cartas en el asunto. Gente sin preparación, fanatizada, que solo parece obedecer a consignas de destrucción, aupada por un sistema electoral que facilita las coaliciones entre los peores, o sea los perdedores que pocos han votado. Los antiguos griegos lo llamaban kakistocracia, el gobierno de los peores.Tenemos la coyuntura en contra: podemos sufrir un verano caótico porque los médicos así como otros funcionarios ya rehuyen las Pitiusas.
Llevamos casi un año con la melopea monocorde del catalán obligatorio para profesionales que hablan español e inglés. Y ahora sale Francina diciendo que el catalán no evitará la contratación de médicos. No se les aprecia, se les clava en el alquiler y se les somete a las puñetas catalanistas. Olé.

miércoles, diciembre 06, 2017

Defender la libertad sin complejos


José Ramón Bauzá, expresidente del Gobierno Balear -ahora es senador autonómico- ha sido el político que más ha hecho por la concordia y por superar la agresión totalitaria del catalanismo. Promulgó el trilingüismo y otras muchas medidas para que la vida en nuestra sociedad fuera soportable, mostrando así una tolerancia insólita en nuestro Archipiélago. Por ello fue asfixiado en el primer momento con una oposición truculenta, violenta, que se iba creciendo a medida que avanzaba su legislatura. Hoy sabemos que sus medidas no solo eran coherentes y lógicas, sino totalmente legales, como se han encargado de demostrar los tribunales de justicia.
El TIL es totalmente legal. Nadie ha comentado la sentencia, porque además de controlar los colegios también dominan la información. Además dejó sentado que el funcionariado no perdía derechos si se respetaban ambas lenguas. El idioma catalán (el barcelonés en realidad) no fue rechazado de plano, sino que se dio un valor meritorio que computaba en las oposiciones. Pero no era ni tendría que ser hoy un requisito. Esto sumado a una Ley de Símbolos que nos ahorraba el grosero espectáculo de adoctrinamiento constante en edificios públicos y en las escuelas puso de los nervios a los ultras catalanistas.
En realidad, normalizó a nivel oficial lo que ya lo era a nivel de calle. Fueron cuatro años azarosos en las escuelas y en las calles. Parte importante del profesorado se convirtió en punta de lanza del totalitarismo. Hoy, nos advierte Bauzá que si no perdemos los complejos, Baleares seguirá el mismo camino que Cataluña: un bloqueo permanente, una progresivo empobrecimiento y una rendición ante los totalitarios. Los mismos que hoy apoyan el golpe de Estado del núcleo delincuente catalanista.

domingo, diciembre 03, 2017

Adoctrinan y demonizan

En los libros de texto catalanes (y ahora valencianos y baleares) el nombre de España no se puede pronunciar y en algunos ni siquiera aparece
Como los catalanistas en Baleares no tienen a casi nadie enfrente se creen invulnerables. Pueden decir cualquier burrada, que en caso de pifiarla ya harán como sus primos de zumosol de Cataluña: presionarán a los jueces y seguirán demonizando, con razón o sin ella, al Partido Popular, cuyo único defecto es no haberse plantado ante las ilegalidades continuadas y los abusos del catalanismo.
Voy a explicar un secreto que nunca antes había contado. Yo no soy votante del PP, pero en las últimas elecciones voté la candidatura al Senado, por varias razones, una de ellas, esta cámara es la clave para aplicar el artículo 155. Yo sabía con toda seguridad que en esta legislatura se tendría que aplicar, como así ha sido. Pues bien, en la próxima no le votaré ya ni el Senado en vista de la aplicación meliflua e inerme del citado artículo constitucional. A estas alturas me temo que después del 21 de diciembre vamos a tener un problema mucho peor que antes y todo por haber convocado estas elecciones a toda prisa, sin tiempo ni margen para higienizar la política catalana y su red clientelar. Pero así es Rajoy, un funcionario al que le repugna la responsabilidad y las dificultades sin final previsible y manipulable.
Para ello al PP le da igual mentir o ignorar la realidad. Uno de sus ministros dijo algo así como que en Cataluña no hay adoctrinamiento. Esto le encantaría a nuestro consejero Martí March, un oscuro personaje que sirve con diligencia a los intereses totalitarios del catalanismo. Ahora no chirría demasiado, porque como el los hay a miles y en Ibiza hay unos cincuenta.
De modo que no solo adoctrinan -la simple inmersión es un delito contra los derechos humanos, al no permitir la escolarización en la lengua materna. También necesitan hacer dos cosas: negar este lavado de cerebro a los niños de los demás y poner en la diana al partido que bien que mal defiende la Constitución española. Porque hoy es más que evidente que están estos catalanistas baleáricos defendiendo el golpe de Estado de estos delincuentes catalanes. Y ansiosos por sumarse a la rebelión, aun hurtando el futuro de los niños ajenos y tratando de imponer una minoría supremacista a la gran mayoría del millón y cuarto de habitantes de Baleares.

sábado, diciembre 02, 2017

Como cada año, el estacazo de Navidad

Es un fenómeno que se niega a desaparecer de nuestro calendario: en las fiestas navideñas y de fin de año, los pitiusos o funcionarios que pretendan pasar las fiestas en la Península se encuentran con dificultades absurdas.
Por una parte, no siempre existe flexibilidad para adquirir billetes de avión en fechas señaladas y en caso de encontrar disponibilidad los precios se disparan de una manera injustificable. Bien está que las compañías aéreas aprovechen la circunstancia para cargar las tintas, pero no se entiende que se tripliquen algunos precios. No tiene sentido en lógica de mercado ni el lógica humana. Es un abuso intolerable.
Al fenicio no le duelen prendas, porque hace muchos años que decidió viajar en estas fechas donde no aparecen fiestas ni puentes. Se viaja más cómodo, te atienden mejor y casi siempre más barato. Pero no todo el mundo puede elegir y suele ser a esa gente trabajadora, funcionaria o vacacionista por unos días a la que se clava con unos precios desorbitados. Como decía el editorial de nuestro periódico, no existen en Formentera ni en Ibiza otras salidas alternativas, aun aceptando que muchos cientos o miles de isleños aprovechan el transporte marítimo que, de todas formas te dejará aparcado en el próximo puerto. A partir de ahí sigue la aventura por cualquier otro método accesible.
Se repite cada año y precisamente en una isla a la que se llega en verano por unas decenas de libras o de euros. Lo cual me sugiere una broma final. ¿No hay taxis o barcos pirata? Los pitiusos deberían aunar esfuerzos y fletar chárters. Una agencia o asociación podría hacerlo. Imagino que no es tan fácil. Quede pues como ocurrencia.
Periódico de Ibiza
@MarianoPlanells

miércoles, noviembre 29, 2017

El gran reto de Ibiza


Está en un tren y durante las horas de trayecto, el fenicio va tomando notas, mientras cruza una España reseca en forma de secarral sin apenas arbolado. Entramos ya en diciembre y aún no ha renacido la mala hierba que alfombra los campos improductivos de esta España partida en dos, una España rica con todos los privilegios, un España desleal que vive de explotar a los pobres del resto de España. Y otra España pobre, en el límite de subsistencia: esta es la España leal, empobrecida por leyes y reyes, que sabe que desde hace cientos de años el capital humano y el dinerario van a parar a Cataluña y a las Vascongadas.
El tren puede alcanzar los 300 por hora, pero casi da lo mismo porque en cosas básicas seguimos anclados en el siglo XIX. Y no parece tener solución. Como el mercado de alquileres de Ibiza y Formentera. Mientras esté la demanda sobredimensionada el tema no tendrá arreglo. Y cuanto menos intervenga el Govern Balear y los Consells pitiusos mejor, porque lo único que conseguiremos es empeorarlo, es decir, se armarán con personal contratado que no sirve para solucionar nada. O sea, nos seguirán subiendo los impuestos.
Con la farragosa crisis iniciada en 2007, por obra y gracia de ZP en su mayor parte, podríamos haber adelgazado las administraciones, bajado los impuestos y modernizado la gestión. Ha ocurrido todo lo contrario. De la crisis estamos saliendo a duras penas (¡pero no hemos salido!) y con unos cien mil empleados públicos más que antes. Dicen 72.000, pero son muchos más. Aquí no se quiere arreglar nada, sino cultivar el parasitismo y colocar a los ‘cuñaos’ en cargos de confianza. El alquiler seguirá subiendo.

domingo, noviembre 26, 2017

De profesión, adoctrinador


Hay profesores con vocación de instruir y preparar a los alumnos y muchos lo consiguen a pesar de la presión ambiental de los adoctrinadores, licenciados cuyo misión no es solo enseñar las asignaturas sino inculcar el virus del odio a niños indefensos, sin importar los medios. Solo importan los fines: hay que enraizar la idea de que Cataluña es un país -una nación, dicen ellos- humillado durante siglos y represaliado por Franco, con una lengua prohibida y perseguida. Por supuesto han de añadir que Valencia y Baleares fueron conquistadas por el rey catalán Jaume I. Un héroe catalán, dicen en un video, o catalana la bandera de Aragón. Los niños viven estos desvaríos como un tebeo y van interiorizando estas barbaridades. Propósito conseguido.
Estos lavados de cerebro son constantes. No se contentan con el horario lectivo o dentro de las aulas, también tienen sus chivatos que ejercen de comisarios políticos en tiempos de ocio y en el recreo. Presionan de forma incesante a los chicos. O les organizan actos festivos, correllenguas, gymkanas y actos que les permiten huir de las aburridas aulas de clase.
Los alumnos con mayor personalidad prescinden de este Catecismo Catalanista e ignoran a los adoctrinadores. Pero otros sucumben. No hay mucha diferencia entre estos adoctrinados y otras víctimas captados por sectas nocivas. La desprogramación es muy complicada y necesita de mucho tiempo.
Es inútil que les expliques que Cataluña no es un país ni una nación sino una comarca formada por condados que se pasaron más de mil años matándose entre sí o que Franco les benefició plantando un cinturón industrial que negó al resto de España y la lengua catalana, de haber estado perseguida actualmente no la hablaría ni la tieta de Llach, ni Mariano Villangómez podría haber publicado en catalán libros en los años 50, incluso antes.
Obviamente, Jaume I, nacido en la actual Francia, no era rey catalán, sino de la Corona de Aragón y Valencia no fue repoblada con catalanes sino en su mayoría aragoneses, navarros y castellanos. Mucho menos Ibiza, que somos fenicios.

sábado, noviembre 25, 2017

Adoctrinan, ya lo creo

Manifestación en Alicante. En Ibiza los padres de alumnos siguen sesteando, esperando que la Virgen de las Nieves les solucione los problemas
Ahora se esconden como las sabandijas en invierno en su osera o covacha (cau, decimos en ibicenco) pero muchos entre quienes practican orgullosamente la inmersión y el adoctrinamiento estuvieron durante cuatro años vergonzosos alimentando el odio y la agresión contra el gobierno votado por la mayoría del pueblo balear. Varios guardaespaldas de Bauzá iban desfilando por urgencias para curarse cortes, contusiones y golpes. Las amenazas en los medios y redes eran el pan habitual y quien no lo crea ahí está la hemeroteca.
Los mismos que se llenan la boca de democracia, libertad y justicia incluso llegaron a asaltar la consejería y zarandearon o golpearon a varios funcionarios. Fueron denunciados y el juez les declaró culpables, tanto como los asaltantes de una misa en pleno centro de Palma. Los actos vandálicos y la alteración del orden público fue una constante en esa marea verde, morada y catalanista.
Por supuesto, no ganaron las elecciones, pero se juntaron todos los perdedores para usurpar el gobierno al PP. Una vez ya en el poder, Francina Armengol fue colocando a muchos de estos agitadores propagandistas, que salían para reflexionar: ha llegado la normalidad. Les encanta lo de normalidad, normalización. Pues no, no es normal sortear las más de veinte sentencias judiciales en las que se exige que el Govern ponga los medios necesarios para que los alumnos puedan elegir en qué idioma se le enseñan las asignaturas.
Francina prometió que pondría la casilla para poder elegir, por supuesto no lo hizo. Al final, tenías que marcar una casilla en la que debías aceptar expresamente acatar el plan de lenguas de los centros. O no te matriculabas.
Esta es la democracia de los adoctrinadores. La simple inmersión es agresión y adoctrinamiento.

miércoles, noviembre 22, 2017

No solo adoctrinan, además lo niegan

Lo que no saben muchos jovencitos de ERC de Ibiza es que su partido era un ferviente admirador del fascismo italiano
Ante la repetida negativa del Pacto ante la acusación de adoctrinamiento en nuestras escuelas e institutos ha tenido que regresar José Ramón Bauzá con un artículo titulado ‘Diagnóstico adoctrinamiento’ donde simplemente les recuerda el hilo de los acontecimientos durante su azaroso mandato, atacado cruelmente con todas las armas posibles, legales e ilegales, públicas y privadas.
Si la única solución posible es un entendimiento cordial y democrático -es decir, enseñanza en nuestras aulas en español, catalán e inglés- hay que remarcar con alarma que el único que lo ha intentado ha sido Bauzá. Los catalanistas no son demócratas ni lo han sido nunca. Basta recordar el origen de ERC en 1931, en plena efervescencia del nazismo, aunque Lluís Companys y sus adláteres eran más partidarios del fascio italiano y en Italia se refugiaron cuando tuvieron que salir huyendo por las alcantarillas (Dencás) tras el golpe de Estado de 1934. Todo esto es historia.
Tampoco lo han sido durante la Transición, solo hay que observar sus métodos totalitarios que se plasman en la Inmersión ilegal a pesar de todo cuanto digan. Cuando estaban fuera del sistema pedían la autonomía y amnistía (se pasan la vida pidiendo amnistía) y sobre todo bilingüismo. Poco duró. Cuando tuvieron la oportunidad de tocar poder hicieron como el cuco, usaron el dinero público para proscribir el español e imponer como lengua vehicular única el catalán. Contaron con la pereza cómplice del PP, que a lo único que ansiaba era dedicarse a sus chanchullos y que el catalanismo no le molestara con follones. Entregaron la educación mediante una infame Ley de Normalización, después rematada con la Ley de Mínimos. Ahora lo están pagando los niños de Baleares.

domingo, noviembre 19, 2017

La semana donde todo ocurre

Cada año hay en el calendario unos quince días donde se une lo peor y lo mejor; lo peor del verano con las novedades del invierno. Parece como si el otoño y la primavera hubieran dejado de existir. Cansados del verano, bajamos la guardia para enfocarnos hacia el invierno que en las Pitiusas es muy peculiar, frío, húmedo, solitario, con días de sol deslumbrante y noches de rocío o helada.
Desde esta perspectiva he encontrado durante la última semana cosas que representan el agobiante verano, como estos accidentes de tráfico que nos convierten en uno de los sitios más peligrosos de Europa. Ibiza sigue siendo la senda de los elefantes que vienen a morir entre fiesta y fiesta. Solo las Salinas multiplican su tráfico por cinco (12.186 vehículos al día) ¿Cómo se digiere esto? Imposible. Y aún pretenden densificar más la población y por lo tanto el tránsito en la Playa den Bossa.
Sin olvidar los intrépidos desavisados extranjeros que han visto el mar encalmado de Ibiza en alguna película y se lanzan al agua, aun sabiendo que hay bandera roja o tendría que haberla. Suele ser el mismo tipo de gente que se embucha media docena de vinos y se lanza a correr ante los astados en San Fermín, pensando que son borregos o mulos serranos. Norteamericano, 31, se lanza al mar y ya no puede salir. Las aguas de Homero son traicioneras. Ocurre lo mismo en las carreteras.
Otra circunstancia que ya no nos sorprende: Tras el boom burbuja de construcción vino el bluf y el patapám, pero Ibiza consiguió recuperar un buen ritmo de compraventas inmobiliarias en los últimos años de turistas prestados. Sin hacer caso de la experiencia reciente. Pero he aquí que los compradores han dicho basta ante el desproporcionado precio de las viviendas. El desgraciado que está condenado a vivir en Ibiza está recurriendo a las casas o pisos de segunda mano.
No es que se haya detenido la tendencia, pero el aumento anual se ha ralentizado.
Los ibicencos a la espera.

sábado, noviembre 18, 2017

Catalanas montando pollos


Cuando leí la fulminante expulsión de dos catalanas de un avión de Vueling en la ruta Barcelona-Menorca me dije: “Tate, otros catalanistas por el mundo haciendo la revolución carolingia y buscando raíces” y me vino a la memoria el amargo trago que tuvo que soportar un camarero gallego en un ferry de Formentera a Ibiza cuando un músico catalanista desfogó su mala leche contra el indefenso trabajador. O cuando un político socialista (sé su nombre pero lo silencio) recibió merecida respuesta al exigir catalán a una camarera en un bar de Ibiza. La cual lo mandó a paseo, con muy buen criterio.
Son catalanistas por el mundo en busca de las raíces que tuvieron que comer durante centurias cuando los payeses de remensa estaban sujetos a la tierra y en manos de los nobles catalanes, auténticos salvajes. Tuvieron la suerte de cara a partir de 1412, pero sobre todo cuando llegó la Guerra de Sucesión que libró a Cataluña del retraso del antiguo régimen, 1715. Con Felipe V, Cataluña logra enormes avances y una sociedad mucho más humanizada. Claro que los separatistas lo cuentan al revés. Allá ellos.
Sería injusto no reconocer que la mayoría de catalanes son sensatos y gente discreta, pero hoy por desgracia afectados de una epidemia de mutismo. Veremos si hablan el 21D en las urnas.
¿Y qué pasó en el avión? Mi versión: Que la azafata asturiana les explicó que los pasillos de los asientos de emergencia han de estar libres. Si puede quitar esta pintura, por favor. No la quita y la catalana más vieja reacciona con un “desperta ferro!” y se pone a gritar exigiendo el catalán. La azafata llorando. Llegó la Guardia Civil. Aplauso generalizado al comandante.

miércoles, noviembre 15, 2017

El catalán renquea y recula

Las Pitiusas son las islas de Balears en las que menos se conoce y se usa el catalán, a pesar de las sumas astronómicas derrochadas y los planes de adoctrinamiento incesantes- Foto Diario de Ibiza

Los periodistas no podemos ocultar la realidad ni tergiversarla a nuestra conveniencia, en un ejercicio de lo que ahora se llama la posverdad, equivalente a mentira, manipulación propagandística para conseguir un objetivo, generalmente político, apelando a las emociones y a las bajas pasiones, que suelen concluir en un cultivo del odio contra el español y España en este caso.
Pues que no cuenten conmigo los fanáticos catalanistas profesionales. No lo he hecho nunca y no voy a empezar ahora. Incluso podría llegar a explicar que si en algún momento se me ha ido la mano ha sido en ayuda del catalán y ello ocurrió a primeros de los años 70, sí, en tiempos de Franco.
Así que guárdense sus lecciones.
Esto viene a cuento por algunas ácidas reacciones a mi último artículo, ‘El catalán recula’ 
Solo me hice eco de las palabras de los mandarines y de algunas conclusiones de la encuesta de Usos Lingüísticos. El mismo presidente del catalanista Institut d’Estudis Eivissencs lo remarcó de forma casi dramática: La lengua catalana retrocede en su uso...»Cuando los propios hablantes de una lengua son los primeros a desprestigiarla escondiéndola, renunciando a hablarla y a transmitirla a sus hijos, esta lengua se pierde» , Mayans (DI, 16-08-2017).
Otro viene a solicitar por milésima vez recuperar el uso normal del catalán. En Ibiza no se puede recuperar esto, porque el catalán nunca se ha hablado. En todo caso, el uso normal de lenguas debiera ejercerse en las escuelas, o sea en español e ibicenco como lenguas vehiculares. Ahora el español está arrinconado con dos horitas semanales, como si fuera una lengua extranjera.
Así que el catalán no solo recula sino que además renquea.

domingo, noviembre 12, 2017

El catalán recula sin cesar


Leo que la ex bombera y vicepresidenta del Consell de Ibiza, Viviana Sans, ansía una España con visión plurinacional y radicalmente democrática. Cualquier cosa menos defender la democracia participativa actual -muy mejorable, en algunos aspectos. Yo también desearía una visión pluri-estereoscópica y una democracia radical para Podemos, un partido o una secta totalitaria y bastante cruel con sus propios miembros, que se apuntaría a un bombardeo con tal de cargarse el statu quo y la actual configuración de España como un Estado de las Autonomías.
El cuanto peor mejor para poder pescar en el río revuelto aquello que las urnas no les conceden, aunque a decir verdad, si cuajan los proyectos de resucitar el nefasto Frente Popular de 1936-1939, podrían llegara tener opciones de gobernar.
Por otra parte, llevo meses leyendo que el catalán se usa cada vez menos. Los alumnos, forzados a sumergirse en el barcelonés colonizador, en cuanto abandonan las aulas se pasan al idioma que más gustan, esto es el español. Y lo que es más curioso, los nuevos ibicencos hablan un castellano sin el acento ibicenco o catalán que arrastramos las generaciones anteriores. Y lo viven sin dramas. Simplemente prescinden del catalán, que es un idioma farragoso, arcaico y cada vez menos usado.
Hay que reconocer que lo tiene difícil el idioma limosín, encajonado entre el francés y el castellano y rematado por arriba por el alemán y el inglés de los millones de turistas europeos que conviven con nosotros durante seis meses al año.
Esta idea enerva a los mandarines catalanistas. Yo lo observo como un hecho atmosférico y casi me hace gracia que enseñen el catalán a medio millón de marroquíes que a la menor oportunidad se pasan al español. Claro que al derrochar ingentes cantidades de dinero de todos los españoles consiguen colocar a su ejército de profesores, hábiles en el adoctrinamiento político.
No diré nombres. Uno dice que el catalán está en serio peligro. Otro dice lo contrario. Conclusión: uno de los dos dice la verdad.

sábado, noviembre 11, 2017

Consolidación

Samos, isla griega. Tenemos competencia

Ha terminado la WTM en Londres, la primera gran feria que pone la antena y puede anticipar las líneas de tendencia. Hasta el mes de enero viviremos tres meses de noticias constantes sobre la próxima temporada.
Pero básicamente no nos saldremos de este marco: de continuo nos irán informando que Baleares vende menos y más lento que en las dos últimas temporadas, lo cual es lógico, pues no se puede vivir montado en un cohete de récords acumulados incesantes. Nos volveríamos locos.
Y será cierto, Baleares conseguirá una consolidación de su turismo tipo, si lo consideramos globalmente. Por secciones, parece ya una evidencia que el turismo alemán no está a gusto en Baleares. Seguirán viniendo, pero hace años que están añorando Turquía y Egipto sobre todo y quizá sienten que los precios han subido excesivamente en nuestro Archipiélago. El turismo alemán descenderá, pero esperemos la feria de Berlín para confirmarlo.
La incógnita son los ingleses. Parece que también aflojarán, porque algunos recuperan sus destinos de Chipre, Corfú (la segunda Ibiza, le llama la prensa británica) y Grecia. En estas fechas tempranas los británicos suelen reservar su paquete vacacional Todo Incluido, un turismo familiar muy previsible.
En este aspecto, Baleares presenta algunos inconvenientes que es inútil obviar. Por ejemplo, es cierto que los british castigan aquellos destinos con ecotasa, como las costas catalanas y ahora lo harán en Baleares, máxime al ser doblada de forma disparatada.
Pero el factor clave será el desgaste sufrido por su moneda, la libra. Tienen problemas y es un obviedad que va a afectar a nuestro turismo balear. Sabemos que Turquía, Egipto y Túnez ofrecen precios mucho más bajos con los que no podemos competir.

miércoles, noviembre 08, 2017

Las otras víctimas de Ibiza

Ibiza fue un espacio donde distintas especies mantuvieron un sereno equilibrio durante siglos o milenios. Pero de repente alguien abrió la puerta y el pequeño solar se vio violado por centenares de nuevos inquilinos. Intrusos, en realidad.
Y así, estas plantas, estos animales están viviendo su agonía particular desde que a finales de los años Cincuenta se apostó por el turismo masivo, que en los últimos años se ha decantado por el narcoturismo. Entre unos y otros, las Pitiusas quedan inmersas en una dinámica bélica donde corre el champán y la sangre con generosidad. Son las víctimas de esa vorágine.
Por ello yo quería tener un pequeño recuerdo para estas otras víctimas. Empezando por los chafarrinones de erizos y jinetas (la genetta genetta) sobre el asfalto. Algunos amaneceres aparecen los asfaltos como la superficie de un cuadro abstracto informalista. Manchas informes y pieles retorcidas.
Muchos otros seres vivos acaban siendo víctimas de la contundente Ibizan way of life. Por ejemplo, las culebras que han sido trasladas a traición mientras dormían aletargadas en su tronco ahuecado de olivos transportados desde la Península. Esto es un desahucio en toda regla. No sabían los ofidios que en Ibiza no se andan con bromas. Al principio se hartaron de lagartijas azules, pero solo era el comienzo de su peripecia. Ahora se las caza (mal, según he leído) y se les da matarile.
Hay otras víctimas silenciosas, como las miles de palmeras que han sucumbido al picudo rojo. O los pobres árboles leñosos que nos dan fruta, que mueren agobiados por la xylella fastidiosa. O las gallinas y las abejas, víctimas del calor cruel.
En el trasfondo silencioso de cada verano, Ibiza queda sembrada de cadáveres.